Las Despensas Solidarias de Vallecas

15/05/2020
Las Despensas Solidarias de Vallecas

Os contamos a dónde han ido dirigidos los alimentos y productos donados por la primera plantilla del Rayo Vallecano

La Horizontal era un asociación cultural totalmente autogestionada, en el que se hacía teatro, circo e innumerables actividades en su coqueto escenario o se formaban talleres tan variopintos como el de alicatado. Sí, han leído bien, un taller de alicatado en el que entre todos lograron transformar un espacio en dos cuartos de baño par mujer y hombre, y un tercer aseo adaptado para personas con movilidad reducida.

 

Hablamos de La Horizontal en pasado, no porque haya desaparecido (sigue muy viva), sino porque las circunstancias han hecho que se reinvente o que se adapte a la situación provocada por el maldito coronavirus. Se ha convertido en una de las diferentes Despensas Solidarias que, desde Somos Tribu VK, se han creado para ayudar a nuestros vecinos de Vallecas, concretamente es la Despensa Solidaria San Diego.

Hasta allí ha llegado parte de la donación que ha hecho la primera plantilla del Rayo Vallecano en la mañana de hoy. En la puerta nos recibía Itxi, encargada de esta Despensa, a la comitiva de coches que hasta la calle Eduardo Requenas hemos llegado para entregar lo recogido. Después de descargar todo lo que humanamente cabe en tres coches (alguno conducía al más puro estilo Ace Ventura), nos han enseñado el local, cómo ordenan todos los alimentos que les van llegando y nos han explicado un poco el funcionamiento y organización de La Horizontal o Despensa de San Diego.

Dentro del local hay varios voluntarios con sus cestas vacías perfectamente ordenadas y clasificadas, en las que se puede leer el nombre de la persona o familia que va a recibir dicha cesta. En las paredes tienen varios carteles en los que se indica qué debe llevar cada cesta para que no haya confusión y sean todas exactamente iguales. Un trabajo metódico que realizan con la mejor de las sonrisas en la boca sabiendo que están ayudando a mucha gente del barrio que no lo está pasando precisamente bien y que realizan en un espacio muy reducido, lleno de kilos y kilos de comida, que hace que no siempre sea sencilla su labor.

Itxi nos cuenta que hoy es un día bastante frenético y de mucho ajetreo porque toca recogida. Eso significa que, a partir de las 17.00 horas, 45 personas podrán recoger su cesta desde la calle y guardando escrupulosamente todas las distancias y medidas de seguridad, Este ritual se repite dos veces por semana, los miércoles y los viernes. En total son 90 las cestas de alimentos y productos los que desde La Horizontal se reparten cada semana, posibilitando que esas 90 familias Vallecanas puedan tener la opción de poder comer a diario, algo que parece tan básico y elemental, pero que se está haciendo realmente muy complicado para muchísima gente.

En el rato que estamos descargando y charlando con la gente que está en primera línea de trabajo, son numerosas las personas que se acercan hasta allí, unos a preguntar cómo pueden colaborar con la causa y otros tantos que quieren saber cómo pueden conseguir estos alimentos. Los teléfonos no paran de sonar o de hacer llamadas entre las distintas Despensas para coordinar entregas, recepciones o, simplemente, para preguntar qué carencias tienen unas y otras para ofrecer excedentes que puedan tener aquí. Suena a típico y a tópico, pero es un trabajo altruista totalmente digno de alabar el suyo.

Preguntamos a  Itxi y a Eva si hay algún producto de mayor necesidad que otro y no comentan que, tal vez, lo que más falta haga en este momento sean productos de higiene personal y pañales para bebés (especialmente de la talla 5). Esto no quiere decir que de todo lo demás estén sobrados, ni mucho menos, pero es cierto que, tal vez, todos nos centremos en donar esos alimentos no perecederos y no reparamos en la falta que puede hacer estos otros también.

Nos recalcan que todo aquel que quiera hacer su donación, tanto los martes como los jueves encontrarán gente en el local prácticamente a lo largo de todo el día y que son días mucho más “tranquilos” a la hora de recepcionar y distribuir lo que les llegue.

Además de los tres coches, anteriormente comentados, una furgoneta ha llevado una cantidad importante de alimentos no perecederos y frutas y hortalizas al Centro Social Entrevias (Calle Calero Pita, 4) que colabora con la Despensa de Entrevías-El Pozo. Otro de esos puntos del barrio en los que esta mañana, sus vecinos aprovechaban el festivo para ir a arrimar el hombro. Desde allí se están dando menús (comidas y cenas) de la Escuela de Hostelería de Santa Eugenia, además de dar cestas de compra a gente que se acerca allí a por ellas. También se está repartiendo a colegios como el Núñez de Arenas y cuentan con la colaboración de la Asociación de Vecinos La Paz. Esta Despensa abarca toda la zona de Entrevías y el Pozo.

La última parada la hemos efectuado en la Asociación de Vecinos Nuevas Palomeras (Despensa Palomeras), lugar al que nos han derivado desde La Horizontal para repartir todo lo donado en Talleres Fraile y en la Papelería JSA que llenaba otro coche y una furgoneta, con donaciones tan distintas como ropa de niños, una tablet, calzado deportivo amén de alimentos no perecederos y productos de primera necesidad.

Allí nos esperaban Elke, Paco y el resto de voluntari@s que gestionan esta Despensa Solidaria de Palomeras. Además de agradecer las diferentes donaciones a todos aquellos que lo han hecho, nos contaban orgullosos como hoy han recibido una importante donación de 5.000 yogures que ya habían repartido. A diferencia de La Horizontal, desde la Asociación se gestionan las cestas de alimentos y son ell@s mism@s quienes se encargan de repartir a las distintas familias necesitadas en sus propios domicilios. Familias a los que los ingresos no les llega para realizar una compra y a los que ellos están ayudando cada semana con el acopio de alimentos en su local situado en la calle Pablo Neruda, 5 posterior.

Gracias a todas las personas que se han movilizado esta mañana para que todas las donaciones (primera plantilla del Rayo Vallecano y vecinos anónimos) hayan llegado a sus diferentes destinos. Algunas de esas personas solo han necesitado un mensaje de whatsapp para acudir raudos y veloces a esta llamada solidaria. Sois muy grandes y lo sabéis.

Os animo a seguir colaborando con Somos Tribu VK y las Despensas Solidarias de Vallecas.

¡¡VALLEKAS SOMOS TODOS!!