Rayo Oklahoma: las locas aventuras de Mr. Presa

11/11/2015
Rayo Oklahoma: las locas aventuras de Mr. Presa

Tras la presentación del Rayo OKC a la afición rayista le surgen mil dudas sobre esta operación, hecha sin explicación ninguna.

 

El Rayo OKC ya es una realidad. La franquicia de la NASL –algo así como una liga paralela y menor respecto a la MLS- comprada por el Rayo fue presentada ayer en Oklahoma City con una delegación vallecana liderada, claro está, por el presidente Martín Presa, quien queda como accionista mayoritario de la nueva franquicia.

El asunto es, cuanto menos, chocante para los rayistas. Uno de los equipos más humildes de la Primera División española aventurándose en tierras americanas con la compra de una franquicia para expandir su marca y la de la Liga BBVA.  Que alguien nos lo explique, por favor. Que alguien nos explique por qué Martín Presa arriesga la economía del Rayo Vallecano para cumplir un experimento comercial de la Liga BBVA en lugar de hacerlo clubes con mejor situación financiera. El rayismo necesita que alguien le explique por qué la directiva considera mejor inversión para crecer comprar una franquicia en Estados Unidos que hacer una verdadera apuesta por la cantera o por el equipo femenino. No dudo que la operación se haga con la buena intención de expandir la marca del Rayo y abrir mercado pero, ¿es lo que el rayismo quiere? ¿No hay otras prioridades que atender con más urgencia?

Pero lo más grave y preocupante de este asunto es la opacidad con la que funciona la directiva y el caso omiso hacia la afición. Nada nuevo, sin embargo, en un fútbol en el que la transformación de los clubes en Sociedades Anónimas Deportivas dio pie a que los propietarios manejen a su antojo sin tener en cuenta para nada a la afición, en muchos casos llevándolos a la ruina. Por aquí sabemos muy bien de eso.

“Los valores de un club de fútbol se preservan y promueven cuidando a su afición e impulsando su cantera”

La directiva del Rayo se ha metido en este asunto a espaldas de la afición y sin dar ninguna información o explicación que puedan justificar la operación. La noticia ya saltó en el mes de agosto y los rayistas nos preguntamos si el Día de los Inocentes había cambiado de fecha. Desde entonces ninguna información oficial al respecto por parte del club hasta la presentación oficial de ayer y unas breves palabras de Presa en las que afirma que esta salida es una “necesidad que tenemos”. ¿Lo dice en serio? No sé con quién habla el señor Presa pero es evidente que con los rayistas no. Si lo hiciera sabría que “necesidades” de verdad son que los integrantes de la cantera cobren su sueldo, que los aficionados puedan disfrutar de un estadio en óptimas condiciones o que el equipo femenino sienta que de verdad el club apuesta por él.

Presa rayo okc

Queremos respuestas a nuestras preguntas. Queremos saber por qué nos gastamos un millón en comprar una franquicia de la NASL, una liga menor respecto a la MLS y que, al igual que el resto de ligas estadounidenses, no tiene un sistema de ascensos y descensos, con lo que el Rayo OKC va a seguir siendo un equipo de una liga menor. De momento ha costado ‘solo’ un millón, pero, ¿habrá que meter más dinero en el futuro para que la franquicia pueda ser competitiva y crezca, mientras el Rayo Vallecano se las ve y se las desea cada verano para construir una plantilla a coste cero que sea competitiva en una de las mejores ligas del mundo?

Queremos saber por qué un equipo tan falto de recursos económicos decide invertir de repente un millón en una operación como ésta en lugar de priorizar necesidades básicas y usar ese dinero para atender como es debido a su equipo femenino y a su cantera, cuyos problemas económicos son de sobra conocidos.

Queremos saber si la propiedad del Rayo OKC es del Rayo Vallecano o de Raúl Martín Presa y si esta se hace con dinero de la entidad o del presidente.

“El Rayo OKC ya es una realidad, ¿es lo que el rayismo quiere?”

Es de una gran hipocresía y falta de miras pensar que pueden trasladar a Oklahoma los valores del Rayo cuando estos brotan precisamente de una afición y un barrio a los que la directiva ignora. Los valores de un club de fútbol se preservan y promueven cuidando a su afición e impulsando su cantera, no haciendo negocio al otro lado del mundo cuando todavía no tienes los pilares bien construidos en casa.

Mr. Presa, si de verdad lo que quiere usted es promover los valores del rayismo tiene dos opciones, o escucharnos y atendernos o vender el Rayo Vallecano a los aficionados. Hace mucho tiempo que quedó claro que nosotros sabemos cuáles son esos valores. Usted todavía anda algo perdido. Ya veremos cómo acaba esto.

Rayismo o barbarie.

  1. […] Rayismo o barbarie […]

  2. […] se ha marchado a ‘hacer las Américas’ para hacer sentir la franja al nuevo Rayo, el Rayo Oklahoma: Yuma. Antes de que comenzara un nuevo entrenamiento en Miami, donde se encuentran en plena […]

Comments are closed.