Gandía Shore franjirrojo

Nuestros cadetes de Fundación despiden la temporada pasándolo en grande en Gandía el pasado fin de semana.

Las diferentes ligas han terminado tanto en cantera como en Fundaci√≥n, pero nuestros equipos siguen disputando torneos a lo largo de la geograf√≠a espa√Īola.

El pasado fin de semana se disputaron dos torneos de cadetes en la costa valenciana y, salvando las distancias, se vivi√≥ un Gand√≠a Shore en versi√≥n vallecana y franjirroja. Entrenadores, jugadores y familias vivieron un fin de semana espectacular que nos resume √Ālex, uno de esos entrenadores que viajaron a Gand√≠a.

Viaje a Gandía

El pasado fin de semana, un combinado de jugadores de los equipos Cadetes B, D y F de la Fundación Rayo Vallecano viajaron a Gandia para defender la franja en dos torneos que se disputaron en Gandia y Benirredra. Viajaron 30 jugadores (se hicieron dos equipos A y B) con su equipo técnico y algunos padres que no quisieron perderse la cita y animar a los nuestros en sus torneos. Un total de 41 personas que vivieron esta experiencia inolvidable con la que se daba por concluida la temporada.


Para abrir boca, el s√°bado se disput√≥ el ‚ÄúTorneo Benirredra‚ÄĚ en la localidad valencia del mismo nombre. Nuestros chavales dieron la cara en las semifinales. El llamado Cadete A de los equipos gan√≥ 4-0 llegando a la final (dos goles de Johan, uno de Ruben y uno de Christian) mientras que el Cadete B perdi√≥ 2-0 en su semifinal donde,¬† pese al resultado, dieron la cara y dispusieron de muchas m√°s ocasiones claras que el equipo valenciano. En el tercer y cuarto puesto, los pupilos de Carlos volvieron a dominar, pero finalmente solo consiguieron empatar a dos goles (goles de Sierra y Gabi) durante el partido. Aunque en la loter√≠a de los penaltis la suerte se volvi√≥ de su favor, consiguiendo alzarse con el tercer puesto tras una tanda de penaltis mas larga de lo habitual.

A continuación, y como colofón de este primer torneo, nuestro Cadete A disputaba la final contra el Benirredra A. Fue un partido intenso y muy físico donde el calor y el cansancio ya pasaba factura. El partido empezó con dominio local que desperdició varias ocasiones claras e incluso en un mano a mano Rubén estrellaba el balón en el larguero impidiendo que el conjunto franjirrojo se adelantara en el marcador. Pero a 10 minutos del pitido final, era el Benirredra quien se adelantaba en el marcador gracias a un tanto de su numero 20 al finalizar una contra. Había poco tiempo de reacción y el Rayo se volcó buscando el área rival, disponiendo de varias ocasiones en esos diez minutos. Pero tuvieron que esperar a la ultima jugada del encuentro tras el centro de Pablo y un par de rechaces en el área, fue Sami quien pudo poner el 1-1 en el electrónico y dejar que fuera la suerte de los penaltis quien decidiera el campeón del torneo. Y en esta ocasión la suerte cayó del lado del equipo local y nuestro equipo tuvo que conformarse con el segundo puesto.

El domingo y para cerrar nuestro viaje en lo que a lo futbol√≠stico se refiere, nuestros chicos disputaban el torneo fin de temporada del Gandia Base en el estadio municipal Guillermo Olague. El cansancio del torneo del s√°bado y el propio cansancio del viaje en general hizo que nuestros chicos pese a dar la talla cayeran eliminados en las semifinales. El cadete A perd√≠a contra el Gandia Base ‚ÄúA‚ÄĚ por 2-0 en un partido donde el equipo local supo aprovechar sus ocasiones y los nuestros no pudieron materializar en gol las ocasiones de las que dispusieron. Por su parte nuestro Cadete B encajaba un doloroso 5-0 contra el combinado de equipos de la Safor, resultado que no demuestra lo visto sobre el campo, ya que pese a ser inferiores, el dominio no fue tan alto como demuestra el marcador. Nuestros dos equipos se enfrentaron entre s√≠ en un tercer y cuarto puesto donde lo que menos importaba era el resultado ya que la uni√≥n entre ambos equipos despu√©s de convivir el fin de semana era excepcional. Fue un partido diferente que acab√≥ en empate a 2 con goles de Sierra y Denis por parte del Cadete B y Ruben y Christian por parte del Cadete A. En los penaltis fue el Cadete B el que se alz√≥ con la victoria y el tercer puesto.


Fuera de lo deportivo, el viaje fue una experiencia inolvidable para jugadores, cuerpo técnico y aficionados donde hubo tiempo de playa, paella, piscina, canticos, risas, juegos y sobre todo una convivencia excepcional entre rayistas de diferentes edades con un mismo sentimiento: ¡La franja! Y que demostraron a los vecinos de la zona costera de La Safor que efectivamente: ¡La vida pirata es la vida mejor!