¿Son seguros los estadios españoles?

18/10/2018
¿Son seguros los estadios españoles?

Crece la preocupación en muchos de los clubes, de la llamada mejor liga del mundo, por renovar sus estadios, ya sea por necesidad, adecuación o motivos económicos.

La Liga de Fútbol Profesional quiere continuar con su crecimiento: apertura de nuevos mercados (mediante el traslado de partidos a Estados Unidos), la búsqueda de mejores patrocinios y un aumento de los ingresos por los derechos televisivos, por eso es obligatorio que las instalaciones de los equipos que en ella participan estén en perfectas condiciones, pero la inseguridad y la insatisfacción de los aficionados con las instalaciones de los clubs han abierto el debate.

El 70 por ciento de los estadios de fútbol que hay en España son inseguros para la visualización de espectáculos deportivos, según una encuesta realizada por ADT; resulta importante cuidar estos recintos en los que cada fin de semana se reúnen miles de personas.

Durante este verano algunos equipos realizaron cambios en su principal inmueble. En Primera División el Rayo Vallecano ha tenido que remodelar el Estadio de Vallecas por motivos estructurales; la Sociedad Deportiva Huesca para aumentar el aforo de El Alcoraz al igual que el Girona; la Real Sociedad que acaba de renovar Anoeta para quitar la pista de atletismo. En Segunda División, el Deportivo de la Coruña ha realizado cambios también durante este verano que continúan en Riazor, su estadio.

En los últimos meses algunos equipos han aprobado remodelaciones en sus instalaciones con distintos objetivos: aumentar su capacidad, incluir otros servicios para aumentar sus ingresos como centros comerciales, hoteles, etc. Es el caso del Real Madrid y del Fútbol Club Barcelona.

Esta práctica es común entre los clubes para renovarse como es el caso del Villarreal que decidió modificar el Estadio de la Cerámica de Castellón con motivos estéticos, o el Sporting de Gijón que realizó lo mismo con El Molinón, donde juega sus partidos de local.

Se ha convertido en una exigencia por parte de los aficionados el poder disfrutar de unas instalaciones adecuadas para poder ver el partido de su equipo, este es un aspecto que no ha sido cuidado hasta hace poco, ejemplo de esto es el Estadio de Vallecas que no retiró las vallas de las gradas hasta hace unos años o hasta hace dos años cuando adaptó las localidades para discapacitados.

En el lado opuesto encontramos a los equipos ingleses que durante los últimos años han realizado campos nuevos con diversos motivos (caso del West Ham o Tottenham en Londres) o tienen proyectos como el Liverpool.

Estas intervenciones de los clubes realizadas a sus campos de fútbol están determinadas según su constitución como Sociedades Anónimas Deportivas u otros métodos.

Al convertirse en SAD las instalaciones de los clubs pertenecen a ellos mismos; pero no en todos los casos, los terrenos donde se ubican estas instalaciones son propios. La diferente constitución de estos clubes hace complicada una intervención, puesto que hay diversos métodos de organización. Pongamos el caso de un club en el que la mayoría accionarial del club pertenece a una sola persona, por tanto, la inversión debería realizarse desde el bolsillo de esa persona, es decir, capital privado.

En el ámbito más internacional de nuestro fútbol vemos un claro ejemplo de esto; según demostró La Sexta en “Equipo de Investigación” en un programa que trataba sobre la Real Federación Española de Fútbol y el controvertido Ángel María Villar, los terrenos en los que se asienta la Ciudad Deportiva de la Selección Española y la Ciudad del Fútbol de las Rozas, habían sido cedidos para un largo periodo de tiempo a la Federación a cambio de una cantidad muy baja de dinero; la Federación funciona como una empresa, y fue ella la que tuvo que realizar el desembolso.

Los clubs de fútbol son una fuente de ingresos y al ser empresas buscan aumentar sus beneficios, reinventándose para ello, caso como el del Real Madrid que ha decidido incluir un hotel y un centro comercial dentro de las instalaciones del Santiago Bernabéu en el Paseo de la Castellana de Madrid, para aumentar así los volúmenes de negocio.

Para sus directivas y para la Hacienda española el fútbol es una gran fuente de ingresos, y muchos aficionados –no sólo en España- han criticado el trato que reciben. Son muchos los aficionados que vienen a ver los partidos de sus equipos a España manteniendo una economía “futbolística” que beneficia a comercios y equipos españoles, pero no sólo ellos se benefician económicamente, Hacienda obtiene elevadas cantidades de dinero por lo que tributan los clubs en España, así como los futbolistas de dichos equipos (unos futbolistas que durante los últimos tiempos son más noticia por su paso por los juzgados -donde son obligados a pagar multas económicas y de privación de libertad- que por lo que hacen dentro del verde).

El último caso es el malestar de la afición del Rayo Vallecano por las condiciones deplorables en las que afirman se encuentra su estadio, quejándose de la gestión de su presidente, Raúl Martín Presa. El estadio no es el único inmueble del que se han quejado, ya que es común encontrar críticas en las redes sociales sobre el estado de la ciudad deportiva (construida hace relativamente poco).

Valoraremos diferentes opciones para un mejor cuidado de estas instalaciones:

  • Gestión y cuidado por parte de los gobiernos municipales.
  • Obligaciones impuestas por estos mismos ayuntamientos y comunidades a los clubs para mantener en buenas condiciones sus instalaciones.
  • Externalizar estos servicios en terceras empresas que serán subcontratadas para realizar las misiones de limpieza.

La brecha existente entre los diferentes clubes es claramente notable ya que no todos los campos presentan el mismo deterioro, también de acuerdo a su construcción más o menos reciente, o a su escasa o más elevada inversión en el mantenimiento.

El problema podría localizarse también en la falta de interés por parte de las Comunidades Autónomas o incluso de los organismos europeos.

Afirmando la teoría, parece que hay una mayor preocupación por los estadios y la seguridad en los mismos, desde hace años se inició esta tendencia a construir o modificarlos por los motivos anteriormente expuestos.

¿Son seguros los estadios españoles?

View Results

Cargando ... Cargando ...

Daniel Chaves Velázquez.