Acción, reacción

Acción, reacción

El Rayo B derrota al Atlético de Pinto con un fulminante comienzo de segunda parte. Oliva, Moreno (2) y Carrasco firmaron los goles vallecanos del 4-2 final.

Un principio físico que te enseñan en el instituto dice que “para cada acción hay una reacción igual en sentido contrario”. Así fue en la “City”, solo que la reacción del Rayo B superó con creces los aciertos del Atlético de Pinto para evitar que se escapase un partido con claro color franjirrojo.

La primaveral mañana de principios de marzo animaba a la gente a acercarse al campo 4, algunos respondiendo a la llamada de la Plataforma ADRV, otros más madrugadores aun saboreando la goleada balsámica del Juvenil B en ese mismo escenario apenas una hora antes. En el césped artificial, dos equipos de media tabla del grupo VII que querían demostrar que pueden aspirar a cotas más altas.

El inicio del encuentro fue una versión acelerada de lo que sería el desarrollo del mismo. Un Rayo B que salía en formación 4-3-3 y con Dani Merino de nuevo bajo palos empezó fuerte, contando un par de acercamientos peligrosos sobre el área pinteña antes del minuto 10. En ese mismo periodo también los visitantes dispusieron de un disparo franco en la zona local que se marcharía alto, pero fue casi lo único de los de rojo y negro en el tramo inicial. Mientras tanto, se iba acentuando el asedio del Filial de la Franja, volcando sus internadas a la banda derecha, donde Javi Rubio, con la tranquilidad de tener a Luis Aguado guardándole sus espaldas, hizo de todo cuanto quiso, haciendo rara la jugada en la que tocaba el balón y no ponía el centro al área.

Llegó otro par de ocasiones locales al tiempo que parecía relajarse la fuerte intensidad con la que se comenzó el encuentro. Y entonces, cuando se cumplía el minuto 25, encontraron premio los franjirrojos. Conducción por la derecha, controla Alberto en el pico del área y ensaya el centro, pasado, que recoge Meseguer con algún apuro en el costado contrario, quien mete el pie evitando que se vaya por línea de fondo y le sale un centro liftado a la frontal de la pequeña, donde llegaba Oliva para rematarlo de cabeza. El 8 rayista se estaba reivindicando como alternativa en el medio campo en su vuelta al once, y lo bordó alojando con la testa el balón en el fondo de la red de Rober. Abría la lata el Filial de la Franja con el 2º tanto de Oliva en la presente campaña.

Lo lógico tras el gol sería esperar la reacción del Atlético de Pinto. Sin embargo, esta no se dio, al menos no como se esperaba. Insistía el Rayo B, completamente lanzado al ataque y atosigando a la defensa visitante, teniendo un dominio casi completo del esférico. Sin embargo, cosas del fútbol, llegaría el empate en el tramo final del primer tiempo. La primera posesión larga del Pinto la cortaría Ángel Algobia con una falta cerca de la frontal y ligeramente desviada, ideal para un lanzador diestro. Así lo vio Nacho Sainz, el ejecutor visitante, cuyo disparo superó a la barrera por un costado y a media altura, ajustada al poste izquierdo de un Dani Merino que no pudo evitar que se colase. De un libre directo llegaba el 1-1 en el 41, y con ese resultado se llegaría al descanso. Un marcador que no hacía justicia al dominio de un Filial de la Franja que buscaba el 2-0 y se topó con el empate.

Y en el comienzo del segundo tiempo, otro golpe. Primer balón ofensivo del Atlético de Pinto tras volver de vestuarios. Falta cerca de la banda derecha en zona de tres cuartos que cuelga Nacho Sainz al segundo palo. El cabezazo del capitán Víctor la deja muerta en la frontal de la pequeña, y tras dejar que bote, llegó Higuera para empujarla sin piedad a las mallas. No podía creerse la hinchada vallecana que un partido que se podía estar ganando de forma holgada ahora estuviera 1-2, con sendos tantos de pelota parada en instantes de los llamados “psicológicos”, al final de la primera mitad y al comienzo de la segunda.

Los goles encajados no hicieron mella negativa en un Rayo B que fue en tromba a buscar la reacción, y apenas 5 minutos más tarde de encajar el tanto que daba la victoria momentánea al cuadro visitante, llegó el empate. En esta ocasión la internada fue por la izquierda, obra de Pipe Sáez. El capitán rayista ganó la línea de fondo y lanzó un centro milimétricamente medido al pico contrario del área pequeña, donde esperaba Sergio Moreno para cabecear sin apenas elevarse y meterla en la red. Empezaba un nuevo partido en el minuto 52 al igualar el tanteo Moreno con su 7º gol del campeonato.

A partir del 2-2 pudimos ver 10 minutos de juego trepidante a tumba abierta en los que el Rayo B recuperó por completo las riendas del encuentro en términos de posesión y sensaciones, y quería hacerlo también en el marcador. Así lo hizo, encontrando en Javi Rubio el peligroso extremo que es. Se cansó el 7 de lanzar centros al área, los cuales buscaban casi siempre el remate de Adrián Carrasco, pero no parecía haber manera de penetrar la red. Hasta que, pasada la hora de juego, Rubio decidió probar suerte con un disparo en posición escorada, fuerte y que iba entre palos. No se lo esperaba Rober, que pudo reaccionar a tiempo para atajarla pero sin blocarla. Quedó la pelota muerta en el pico de la chica, y a por ella fue Carrasco. Fueron 3 segundos que se hicieron eternos en los que parecía que el 11 local se tropezaba con el cuero o que llegaría a tiempo la ayuda defensiva visitante, pero se pudo rehacer Carrasco y acabó por alojar la pelota en el fondo de la red. Con el 13º tanto del “Pichichi” del Filial de la Franja se daba la vuelta a la tortilla y se volvía a ver ventaja rayista en el marcador.

De nuevo no hubo reacción visitante, hecho que aprovecharon los de Cembranos para ir a por más y sentenciar. Corría el minuto 65 cuando Javi Rubio emprendía una nueva galopada por el ala derecha, llegando con hueco la zona cercana al córner y viendo, al levantar la cabeza, como entraba al punto de penalti Sergio Moreno para recibir el pase y rematar. También lo vio el capitán rojinegro Víctor, quien se anticipó al pase de Javi y agarró del hombro a Moreno, yéndose el 9 al suelo y señalando el árbitro una clara pena máxima. Tras levantarse, reclamó para sí la pelota Sergio Moreno, que una semana antes rompió una larga sequía goleadora desde los 11 metros. Logró el doblete con un lanzamiento sutil, raso y cercano al palo izquierdo de un Rober que se lanzó levemente a su derecha y no pudo más que mirar como el esférico entraba en su marco. Nuevamente anotaba Moreno desde el punto fatídico un tanto que sería su segundo gol del día, el tercero en los últimos 2 partidos y el 8º de la temporada.

En un lapso de apenas 15 minutos había marcado 3 goles el Rayo B para dar la vuelta a un marcador adverso y dejar la victoria bien enfilada. Ya con el 4-2 quiso Luis Cembranos hacer sus cambios, incorporando a Kalvin por el goleador Oliva al instante de anotarse el penalti. Luego entraría Guille Nieto por Carrasco en el 74 y Migallón por Alberto en el 87. Mientras tanto, seguía el monólogo del Filial de la Franja, que movía el cuero a su antojo en la mitad de campo rival y estuvo cerca de anotar un 5º gol. Del otro lado, el Atlético de Pinto había quedado grogui con la reacción rayista a su gol del comienzo del segundo tiempo. Apenas inquietaron los rojinegros el área de Dani Merino en alguna contra que no terminaron de definir. La impotencia se iba apropiando de los visitantes, que acabaron cometiendo un alto número de faltas y se quedaron con uno menos en el tramo final al ver dos amarillas Raúl. Solo en los 4 minutos de descuento parecía que rondaba el Pinto el área rayista, pero se quedó en nada cuando el árbitro pitó el final.

Triunfazo del Rayo B gracias a su rápida y contundente reacción en la segunda mitad de un partido del que había sido amo y señor. Así lo reflejaba el 4-2 final. 3 puntos más para el Filial de la Franja, que suma 38 unidades que le aúpan a la 9ª posición, empatando con el Leganés B que se queda en 8º lugar, y teniendo el playoff a 8 puntos. El próximo domingo vuelve a haber fútbol de Tercera en la “City”, donde los de Luis Cembranos tratarán de mantener su gran momento como local ante un CF San Agustín que se juega la vida.

FICHA TÉCNICA

Rayo Vallecano B: Dani Merino (p.), Luis Aguado, Pipe Sáez (cap.), Meseguer, Martín, Ángel Algobia, Javi Rubio, Oliva (Kalvin m.68), Sergio Moreno, Alberto (Migallón m.87) y Carrasco (Guille Nieto m.74)

No utilizados: Josete (p.s.), Kike Hermoso, Álvaro Juan y “Killer” Bercedo. Entrenador: Luis Cembranos.

Club Atlético de Pinto: Rober (p.), Higuera, Víctor (cap.), Iván, Chaves (Amorín m.48), Nacho Sainz, Raúl, Pablo Iglesias, Fran, Sergio Jérez (Iván Gil m.63) y Viafara (Ismael m.69).

No utilizados: Juanpe (p.s.), Gallardo, Josito y Peño. Entrenador: Álvaro García.

Árbitro: Sr. Cardero Arranz. Expulsó por doble amonestación a Raúl en el Atlético de Pinto. Amonestó a Ángel Algobia y Javi Rubio en el Rayo B y a Chaves, Higuera y Víctor en el Atlético de Pinto.

Goles: 1-0, m.25, Oliva. 1-1, m.41, Nacho Sainz. 1-2, m.47, Higuera. 2-2, m.52, Sergio Moreno. 3-2, m.62, Carrasco. 4-2, m.67, Sergio Moreno de penalti.

Ciudad Deportiva Fundación Rayo Vallecano, unos 300 espectadores. Partido correspondiente a la 27ª jornada del Campeonato Nacional de Liga, Tercera División, grupo VII. Mañana soleada y cálida. Césped artificial en condiciones mejorables para la práctica del fútbol.

Informó Jorge Morales García. Imagen de Iván Díaz.