Que no haya dos sin tres

Que no haya dos sin tres

El Rayo B buscará su tercera victoria consecutiva en su visita a un Santa Ana en apuros.

Quiere el Rayo B hacer bueno el famoso dicho de que “nunca hay dos sin tres” y acercarse aun más a la zona noble de la tabla en casa de un Santa Ana con imperiosa necesidad de ganar.

La victoria en la “City” ante el Alcobendas Sport por dos goles a uno en la jornada pasada parece la afirmación de que este Filial de la Franja tiene mucho que contar esta temporada. Sumaron el domingo los de Dongil su segunda victoria seguida, algo inédito hasta el momento, y van con todo a por la tercera. Estos dos triunfos seguidos han aupado al Rayo B a la 6ª posición del grupo VII de Tercera, sumando 15 puntos, 4 menos que la zona de playoff, cuya frontera la marca el Leganés B, y con el otro filial del grupo, el del Alcorcón, entre medias de ambos con 16 unidades. A esta racha de victorias se suman los dos empates sumados en las jornadas inmediatamente anteriores para hacer 4 partidos seguidos en los que los vallecanos no conocen la derrota. La idea es seguir desplegando el estilo característico de este equipo consistente en dominar el juego a través de la posesión, y si en algún momento no se tuviera la pelota, buscándola con una presión asfixiante desde la misma área rival. Además, poco a poco va recuperando efectivos Ángel Dongil, quien ante el Alcobendas Sport pudo presentar por primera vez en varias jornadas una convocatoria completa de 11 titulares y 7 suplentes.

Busca continuar su racha de victorias el Rayo B, una circunstancia completamente antagónica a la de su rival. El DAV Santa Ana lleva años siendo un equipo a tener en cuenta en la Tercera Madrileña, no tanto por sus aspiraciones, sino porque es capaz de hacer daño a los grandes. Sin embargo no corren buenos tiempos en la zona amarilla del Barrio del Pilar. El equipo que dirige Jesús Lucas acumula dos derrotas consecutivas, ante el Alcalá en casa (1-3) y contra el Trival en Cotorruelo (1-0), que han llevado al cuadro amarillo a la zona de descenso. Ocupa ahora el Santa Ana la 17ª posición, la 4ª por la cola, con 10 puntos, los mismos que Alcalá y Atlético de Pinto, que ahora mismo salvarían la categoría por mejor golaveraje general. Hay dos claves para este mal momento. La primera es defensiva, pues es este equipo el que más goles encaja del grupo, con 19 dianas en contra en 10 jornadas, casi 2 por partido. La segunda es que en casa se sienten como en territorio comanche, pues aun no conocen la victoria en el antes conocido como Polideportivo Santa Ana, hoy Martín Temiño en honor a un canterano amarillo tristemente fallecido. De 5 partidos como local solo han sumado 3 empates y 2 derrotas. Quiere el Santa Ana romper estos maleficios, y para ello, tras irse en verano su estandarte Álvaro Portero, se encomienda a jugadores experimentados como Goya o Ruibu, así como a jóvenes talentos como Nando Morientes, quien compartió vestuario en la “City” con varios jugadores del Rayo B en su etapa juvenil.

A las 12:00 del domingo rodará el cuero en la hierba natural del Polideportivo Martín Temiño. Se enfrentan dos equipos en rachas diametralmente opuestas. El Rayo B busca que no haya dos sin tres, y el Santa Ana todo lo contrario.

Informó Jorge Morales García. Imagen de Iván Díaz.