Andrija Delibasic: “Jémez tendría que quedarse por el bien del Rayo”

28/03/2016
Andrija Delibasic: “Jémez tendría que quedarse por el bien del Rayo”

El delantero montenegrino visita al Rayo de Paco Jémez, espera el gol de Piti contra el Getafe y desea que se alcance pronto la permanencia

A Andrija Delibasic (Nikšić, Montenegro, 24 de abril de 1981), le bastaron tres temporadas, un ascenso y 14 goles para formar parte de la imborrable memoria franjirroja. El delantero montenegrino es uno de los jugadores que han quedado marcados en la retina de los aficionados rayistas que vivieron el último ascenso a Primera, hace cinco temporadas.

Desde que colgó las botas, Delibasic viaja con cierta frecuencia desde Montenegro a Vallecas, donde sufre y disfruta del Rayo como un aficionado más. En la primera sesión de la semana, en la cual el primer equipo continúa su preparación para el próximo duelo en casa frente al Getafe, MATAGIGANTES pudo charlar de nuevo con él. [Puedes escuchar aquí la entrevista de la anterior visita].

Recordando su paso por Vallecas -aún con las botas puestas- Deli, como le llaman tanto los seguidores como empleados del club, destaca las experiencias de aquel primer año en el barrio y reconoce, con modestia, sentirse alagado por el cariño que despierta en Vallecas cada vez que se deja ver. “He dejado huella aquí. Estuve en momentos difíciles como el año de Segunda y me alegro de venir y ver que la afición viene a la Ciudad Deportiva a ver el Rayo en Primera y ojalá el año que viene siga aquí”, asegura. Sin embargo, reniega de reconocerse ‘mítico’. “Bueno, no sé. Pero cuando vengo mucha gente me saluda y por Twitter también me siguen y me mandan mensajes”, afirma.

Corren tiempos difíciles en Vallecas. Este viernes nos jugamos la permanencia ante el vecino Getafe, que también se encuentra enfrascado en la lucha por la salvación, y el único consuelo es que la enfermería se va despejando de cara a la recta final de la temporada. Pese a contar con un calendario, a priori, más complicado que el resto de los candidatos de la parte baja de la tabla, Delibasic confía en el equipo. “Veo muchos partidos del Rayo desde Montenegro. No están saliendo todas las cosas bien este año pero hay que ver si somos hombres verdaderos en estos momentos difíciles. Aquí es donde se ven los jugadores de verdad y ahora hay que apretar como nunca para salir de esta situación. Creo que con este entrenador va a ser más fácil salir de esto”, defiende.

El primer año de Deli con la franja fue bien diferente, pero los impagos de los Ruiz Mateos no impidieron la comunión de equipo y afición que tanto encandila al que pasa por Vallecas. “El vestuario de aquel año de Segunda difícilmente se puede repetir por lo que pasó. Todo lo que nos afectó nos hizo ser más amigos de lo normal y junto con la afición hicimos un equipo y Vallecas era un fortín, un infierno para los equipos que venían de fuera. No sé cómo es este vestuario, no puedo comparar, pero creo que difícilmente se puede repetir”, subraya el delantero montenegrino.

Uno de esos amigos con los que Andrija compartió vestuario y verdaderos dramas en Segunda fue Piti, hijo pródigo que volvió a casa a final de enero. “El sábado estuvimos viendo el Leganés-Elche [Puedes ver la galería del partido en Pobla FM] y charlamos un poco. Además nos escribimos por WhatsApp y me alegro de su regreso porque era su deseo volver cuanto antes al Rayo y acabar su carrera, si es posible, aquí. Él sí que es un mítico del Rayo Vallecano, junto a Cota, Míchel y demás”, bromea. “Creo que es un jugador muy bueno, independientemente de los años que tiene. Puede dar todavía mucho y espero que marque su primer gol contra el Getafe“, apostilla.

Mientras charlamos, en el campo 5 de la Ciudad Deportiva, entrenan en una mañana algo desapacible los chicos de Paco Jémez. Todos menos Jozabed, cuyo tobillo sigue sin responder al 100%, y Joni Montiel, que continúa disfrutando de una merecida convocatoria con la Selección Española Sub-19. Álex Campos, Juancho, Pablo Clavería y Fran Beltrán han sido hoy los canteranos premiados en este lunes de Pascua, para delicia de los pocos -pero valientes- muchachos que aprovecharon el día sin colegio para ver entrenar a sus ídolos de Primera.

Sin perder mucho detalle de los ejercicios que prepara minuciosamente el comandante Jémez, preguntamos por temas más de actualidad. El parón de Semana Santa ha estado protagonizado por el rumor disfrazado de interés de Peter Lim por que el entrenador cordobés se siente en la próxima campaña en el banquillo de su Valencia, y por la preocupación sobre si la renovación de Jémez se hará “a lo Jémez”, al “estilo Presa” o no se hará. Si por Delibasic fuera, el artífice de que el Rayo sume cinco ejercicios en la élite seguiría en Vallecas. “Se tiene que quedar aquí por el bien del Rayo y por el bien de todo aquel al que le gusta la franja. Pero por él, por su carrera y su futuro, igual en un momento dado tiene que buscar otro equipo, tipo Valencia. Después del Rayo tiene que ir a un equipo grande; Valencia, Sevilla, Atlético de Madrid… algo así”, admite.

-Pero todavía no, ¿no?

“Por el bien del Rayo, no”

Respiremos.

Ahora bien, aparcando un poco la franja, ¿qué es del Deli ex futbolista?

“Ahora me dedico a pasar el tiempo con mi familia y viendo fútbol, que es lo que más me gusta. Sobre todo a los juveniles, a los chavales que están empezando ahora. Dedico mucho tiempo a ver a los chavales de mi país, de la selección. Eso me divierte, me relaja. De vez en cuando algunos equipos de aquí me piden opinión porque ahí el mercado es muy bueno. Hay muchos jugadores en España que también son de la antigua Yugoslavia y yo, si puedo, echo una mano y recomiendo que vengan aquí, que es la mejor liga del mundo”

Y el gusanillo de entrenar de momento no te pica, ¿no?

“Viendo cómo sufren en el banquillo la verdad es que no. Además quita bastante tiempo y yo llevaba 20 años fuera de casa, viendo poco a la familia, y ahora disfruto más con mi gente y de momento no. Pero  voy a empezar a sacarme el carnet porque nunca se sabe”.

Mejor dejar la puerta abierta, quizás incluso para volver a sentarse en el banquillo del Rayo. Poco antes de finalizar la sesión matutina, Deli se despide de MATAGIGANTES confirmando que nos sigue por internet, aunque le pesa que ahora el Rayo ya no sea matagigantes. “Eso me preocupa, porque me da miedo cuando se enfrenta contra Barça o Madrid, que siempre recibimos muchos goles. A ver si contra el Madrid en casa, o el Atlético, volvemos a matar gigantes“, finaliza.

 

Texto e imagen: Irene Yustres