Los lunes al sol

16/02/2015
Los lunes al sol

Hubo semana de Carnaval en Vallecas con todo tipo de disfraces en el Vallekódromo. Alberto Leva nos trae la crónica a ritmo de samba.

Carnaval de Río de Vallekas

Siendo la semana pasada la de Carnaval en Vallecas, tanto los lugareños como los visitantes no quisieron pasar por alto la oportunidad de lucir sus mejores disfraces y convertir Vallekanfield en un Vallekódromo en toda regla, donde tan solo faltaron las mulatas con las que un día ya hace años nos sorprendieron en la celebración del segundo ascenso a Primera División en la temporada 1988/89.

Si Bukaneros volvían a lucir una vez más el color naranja, haciendo un paralelismo con los presos de la cárcel de Guantánamo, los muchachos de la placa y la porra no quisieron ser menos y cambiaron su habitual color azul por un rancio y oxidado “gris” que recordaba a tiempos de fascistas y dictadores, más que al actual siglo XXI. Y esos eran los más “civilizados”, porque otros -que necesitarían los planos del botijo para poder beber en él- directamente se disfrazaron de cavernícolas que apuntaban con sus porras de madera a los que intentaban meter en el estadio pancartas tan sumamente “violentas” como una en la que se podía leer: “El machismo mata”.

Siguiendo con el desfile de disfraces, el turno fue para los Nacho Martínez, Licá, Jozabed o Fatau, que ayer se vistieron de titulares, y hay que reconocer que el disfraz les quedó como un guante y se marcaron un partido serio y muy completo, sobre todo si comparamos con el esperpento vivido en el Martínez Valero. Lástima que, muy probablemente, la semana que viene en Bilbao, Don Carnal sea solo un sueño como el final de Los Serrano y algunos de los ayer titulares vuelvan a vestir el traje de suplente. Es muy posible que algunos no lleguen siquiera a ponerse el disfraz y les toque ponerse el traje de hincha dominguero que ve el partido en casa, en televisión.

Si ayer el modisto Jémez acertó de lleno con el disfraz de estos teóricos suplentes -alguno de ellos eterno olvidado-, no estuvo menos brillante cuando a Trashorras le tuneó el vestido, pasando de cerebro a escritorio Leksvik del IKEA y dejándole en un rinconcito del banquillo donde su presencia fuera más beneficiosa para la buena marcha del desfile rayista.

Una fiesta no es completa si los invitados no se suman a ella, y como gente agradecida que son, los castellonenses no quisieron ser menos y saltaron al césped de Vallecas con camisetas de ánimo a Bruno Soriano, lesionado la semana pasada, y en un ejercicio de cabronismo al más puro estilo de un servidor, una vez recogidas después de hacerse la foto, el utillero comenzó a lanzarlas hacia el público buscando en cada lanzamiento a ese Paco Peco que sin su ya famoso y requisado megáfono imagino que le gritaría: “A mi no me sale de los cojones disfrazarme, no te jode”.

DSC_0519

 

Pero si un disfraz se llevó el primer premio -si lo hubo- en cuanto a creatividad sobre todo, ese fue el de Marcelino, que quiso disfrazarse de Paco Jémez cuando se nos pone en plan “inventor”, sorprendiendo a propios y a extraños con una alineación en la que dejaba fuera a titulares como Chéryshev, Vietto o Manu Trigueros. Y como no podía ser de otra manera al final el experimento no le fue nada bien, a Dios gracias para los intereses de los rayistas, que a fin de cuentas éramos los anfitriones y como tal nos debían un respeto… Respeto que quisieron llevar a la máxima expresión cuando al pobre Chéryshev, en una jugada desgraciada, el bueno de Jozabed le dio con los tacos en la cabeza haciéndole una brecha. Los sanitarios del Villarreal le hicieron tal apaño en la cabeza que el “turbante” improvisado parecía un calco de los gorros de lana que Paco Jémez está poniendo tan de moda -aunque no sean gorros solidarios como vende algún cenutrio- entre la población alopécica de este país. La verdad es que lo de la brecha es una jodienda, porque si hay dos sitios sagrados para el 99% de los futbolistas -el otro 1% es Toquero– uno es la cabeza, y muy especialmente el pelito al que dedican horas y horas. El segundo es el ciruelo, trípode, pito, nabo, palanca o según le llamen en cada región; ya sabemos que si el partido ha ido bien van a intentar marcar a bocajarro fuera del campo lo que se les ha resistido dentro, sobre todo los solteros. Obviamente dejaba fuera al gran Toquero porque hace tiempo que dejó de preocuparle su cabellera y porque, siendo del mismo Bilbao, seguro que con sus huevos se tiró la primera fase del Muro de Berlín.

Y al final el resultado hizo que los jemecistas se pusieran el disfraz de Los Vengadores, rindiendo cuentas a los que el fin de semana pasado habían osado criticar el juego del Rayo en Elche. Estos últimos se pusieron el disfraz de cordero degollado, luciendo media sonrisa por la victoria del equipo y porque si en Bilbao no estamos a la altura, volverán a ponerse el de lobo con piel de cordero. Señores, al fin y al cabo este es el encanto de la “torcida” Vallekana, que no nos ponemos de acuerdo ni cuando ganamos. Bueno sí, en algo sí lo hacemos, y es que no nos hubiera importado verle las cachas a las mulatas moviendo su “cucu” agarraditas al bailongo Manucho.

IMG_20150216_160354

Más jodido lo tuvieron nuestros chavales del Rayo B, que fueron a jugar un partido de fútbol y se encontraron un escenario más parecido a la ría de Bilbao que al césped de Lezama, y aunque los buenos de los pupilos de Mariano Madrid quisieron emular al mismísimo David Meca, fue misión imposible por dos motivos. Primero, porque el nadador lleva publicidad hasta en la zona de la caidita de Roma y ya sabemos que nuestro filial para su presidente no existe en cuestión de publicidad -y posiblemente en ninguna otra-, ya que no lucen la archifamosa publicidad de Qbao.com, portal de Internet que, podríamos decir, es el Amazon chino. Bueno, más bien es lo que afirmó Martín Presa en el último programa de MATAGIGANTES, al que acudió de invitado. En segundo lugar, y haciendo el chiste fácil, al jugar en pleno diluvio como jugaron, la victoria, impepinablemente, debía caer para los “leones” que a buen seguro tienen mano con Noé.

Esperemos que este próximo sábado frente al Amorebieta nuestros chicos se pongan el disfraz de MATAGIGANTES y se hagan con los tres puntos que hay en juego.

Nuestras chicas del Femenino sin duda fueron a Barcelona disfrazadas de enfermeras y doctoras, pero con disfraz serio -no como el que venden ahora en los chinos de “doctora golfa” o “enfermera salida”- ante la plaga de lesiones que el equipo está teniendo semana tras semana, que en el fondo nos viene bien porque así no damos pistas a los rivales y nos centramos en preparar el gran objetivo de la temporada, que va a ser ganar la Copa de la Leti.

Por cierto Marcelino, si querías clavar el disfraz de Paco Jémez, tener cojones no es dejar a los habituales en el banquillo, ni siquiera jugar con defensa de tres atrás, tener cojones es lucir este disfraz:

paco-jemez

Y hasta aquí mis líneas de cada lunes, que como decía el gran Emilio Aragónmenos samba e mais trabalhar

 Alberto Leva

Comments are closed.