Con la cabeza bien alta

Con la cabeza bien alta

El Rayo B finaliza la temporada luchando hasta el final, pero perdiendo (2-3) ante un Getafe B que salió campeón de Vallecas.

Cuando se da todo, incluso lo que no se tiene, no se puede reprochar nada. Y más aun cuando, en teoría, ni te va ni te viene. El Rayo B acabó la temporada cayendo ante el Getafe B, a la postre campeón del grupo VII de Tercera, pero eso sí, con la cabeza bien alta por luchar hasta el último minuto del último partido.

El cambio del césped del campo 5 obligó a que el duelo de filiales con el que se cerrase la liga fuese en el castigado (en el mejor de los casos) tapete del campo 4 de la “City”, al cual se acercó un buen número de aficionados para disfrutar de la mañana futbolísitica, entre ellos muchos getafenses que soñaban con cantar el alirón, para lo cual su equipo debía al menos igualar el resultado que obtuviese Las Rozas en Pozuelo. Las bajas por sanción de Pipe Sáez obligaron a Luis Cembranos a reestructurar la defensa, alineando en este partido final a Luis Aguado, Meseguer, Pascual y Migallón en una zaga inédita hasta ahora. Con el brazalete, Adrián Carrasco, de cuya mano salió Iker, una joven promesa para el futuro de los medios rayistas, cumpliendo así la petición que dejó en los Días del Rayismo.

Con un poco de retraso inició la jornada unificada en Vallecas. Apenas 2 minutos, lo suficiente para que al mover desde el medio el cuadro visitante, el respetable supiera que Las Rozas había anotado el primero, así que al Geta B solo le valía ganar para ser primero. No sabemos si esto tuvo algo que ver, pero desde luego los de Diego Montoya salieron a tope y demostraron en el comienzo porque estaban donde estaban. Con 3 minutos jugados, en la primera oportunidad de ataque, penetró Acosta en el costado derecho del área local, ganando en velocidad a los defensores y superando la salida de Dani Merino con un misil tierra-escuadra. La primera, en la frente. Aun entraba gente al campo y ya estaba ganando el Getafe B por 0-1.

Directo a la cabeza del Rayo B en el inicio del comienzo. Quedó claramente grogui el Filial de la Franja, que no terminaba de encontrar su juego y sucumbía ante un Getafe B asfixiante en la presión y veloz en la conducción de la pelota. Así lo demostró cerca del cuarto de hora, cuando una mala conducción en la salida de balón rayista propició una recuperación azulona en campo rival. El cuero le llegó a Vargas en el área grande. El 11 visitante llegó al costado del área chica y ahí definió, alejando la pelota en el segundo poste, lejos del alcance de Merino. Apenas 15 minutos de juego y parecía que ya estaba todo el pescado vendido. El equipo que necesitaba los puntos había salido a machacar al que no se jugaba nada en esta última jornada. 0-2 y el filial azulón acariciaba el campeonato.

Sabiéndose con los deberes prácticamente hechos, los visitantes levantaron el pie del acelerador. Pero esto es Vallecas, y aquí hay que mamar. Da igual lo que se juegue, que si no rematas al Rayo B cuando tienes ocasión, se revolverá y luchará. Poco a poco se iba metiendo en partida el Filial de la Franja, que si bien en términos generales seguía por debajo de su rival, supo tener la cabeza fría y dar pasos hacia el campo rival. Y supo encontrar su premio a 3 minutos del descanso. El ataque local se estaba volcando por el ala derecha, donde venía trabajando y corriendo Javi Rubio, de cuyas botas salió un centro magistral que encontró en el primer palo al hombre que más peligro estaba generando para el área visitante, Ketu Kalvin. Se adelantó el 10 de ébano a las marcas y a los puños de Ismael para meter la cabeza y colocar el balón en el fondo de la escuadra. Volvían a rugir los locales con un gol que les metía en el partido al filo del descanso. 1-2 y un Rayo B que resurgía ante un Getafe B que se estaba dejando llevar por sus rentas, y puede que también por las noticias de que el Pozuelo había remontado y ganaba a Las Rozas por 2-1, lo cual le hacía campeón independientemente de lo que pasase en la “City”.

Comienzo de la segunda mitad, últimos 45 minutos de temporada y último arreón inicial del Filial de la Franja, que dispuso de buenas ocasiones para el empate antes del minuto 60. Lo tuvo en sus botas Cano, el goleador del Juvenil A, que estrelló en Ismael un mano a mano en el corazón del área. El rechace del tiro de Cano le quedó en la frontal a Kalvin, que enfrentó y superó al descolocado portero, pero su tiro fue despejado por la defensa sobre la línea de gol. También se animó a probar suerte Migallón con un tiro desde la frontal que blocó el meta, evitando el merecido tanto al lateral local que estaba aprovechando con creces esta última titularidad tras no ser de los más utilizados durante el curso.

Entrando en la media hora final se empezaba a romper el partido. Para tratar de mantener el balón y la cabeza fría, movió el banquillo y la sala de máquinas Luis Cembranos, haciendo ingresar a Alberto por un Manu Navarro que acababa una temporada de debut en Tercera sobresaliente. Por su parte, Diego Montoya reforzó el ataque en busca de la sentencia con la entrada de Ángel por el goeleador Vargas. Lo cierto es que la pelota recorría el campo de forma frenética, pudiendo caer la moneda de cualquier lado, pero sin que el marcador se moviera del 1-2.

Y antes de entrar en el último cuarto de hora, el colegiado decidió tomar partida. Al poco de entrar Igor Rojo por Meseguer en el Rayo B, se iba al suelo Miranda en una pugna por el balón con Luis Aguado, que vio la amarilla en el primer tiempo, cerca del pico del área local. La decisión de pitar falta ya era cuestionable, pero lo que no era de recibo de propios y extraños era que el señor Sánchez Moraga sacara a Aguado la segunda tarjeta y le expulsase por tan poca cosa. Injusto final de curso para Luis y el Filial de la Franja que se quedaba con un defensor menos y la defensa descompensada. Apenas tardó 3 minutos en aprovecharlo el Getafe B. Forzaron los visitantes un robo de balón en una zona parecida a la acción del 0-2, pero esta vez quedando la pelota y el portero a merced de 3 atacantes. La agarrró por la zona central Poulolo, quien penetró en el área, regateó a Dani Merino y con toda la calma del mundo alojó el esférico en el fondo de la red. Al minuto 76, con 1-3 y en inferioridad numérica, parecía la sentencia definitiva para el Rayo B y para el campeonato de liga en la Tercera madrileña.

Pero la palabra “rendición” no está en el vocabulario del Filial de la Franja. Con el tanto encajado hizo Luis Cembranos su último cambio de la temporada, retirando a Migallón tras firmar un gran encuentro para ingresar a Kike Hermoso, buscando tanto recomponer la zaga como más presencia en los balones al área rival. Se volcaba el Rayo B a buscar el área rival pese a su inferioridad numérica, atacando con más pundonor que acierto. Pasaban los minutos, la hinchada visitante festejaba como propio el gol que ponía el 3-1 del Pozuelo ante Las Rozas y que liquidaba aun más el campeonato. Y en el 87, el último gol del curso en la “City”. Falta lejana que se disponía a lanzar Alberto. El balón lo repelió la defensa, pero quedó muerto en la frontal. Lo recogió Kike, que enfiló hacia la portería. La definición del central fue repelida por Ismael, pero el rebote golpeó en Alberto, el 2 visitante, quien venía a la ayuda pero acabó metiendo el cuero involuntariamente en su propia meta. Autogol que ponía pimienta al final del encuentro y daba esperanzas al Rayo B de mantenerse invicto en la “City” en 2019.

Se esperaba un descuento largo y emocionante. El cartelón anunció 5 minutos, pero fueron muchos más por las dolencias de Ismael. El portero getafense se fue al suelo anteriormente, pero lo que podría parecer la clásica queja de tirón para hacer perder tiempo se tornó en algo más serio. Estuvo el juego detenido 8 minutos para atender al arquero visitante, quien finalmente abandonó el campo en camilla y entre lágrimas. Diego Montoya agotó los cambios al meter a Galo por Rivero y a Kevin por Acosta, por lo que acabaría el partido el Getafe B con 10 jugadores y con el lateral Fran Álvarez enfundándose la camiseta y los guantes del guardameta. Se reanudó el juego pasando ya 10 minutos del 90 tras pararse en el 3 de añadido, por lo que aun quedarían 2 minutos de encuentro, en los cuales el Rayo B probó suerte con tiros lejanos que el improvisado portero visitante repelió de puños de forma decente.

Sonó el pitido final del partido, y con él acabó la temporada. Estallaba la fiesta del Getafe B campeón en el campo 4 de la “City” ante las miradas de los jugadores del Rayo B, que asimilaban la derrota con gesto contrariado pero sin bajar la cabeza. Se luchó hasta el final frente al mejor equipo del grupo VII, quedando en inferioridad y sin jugarse más que la honrilla, así que la hinchada podía estar orgullosa. Y no solo por el partido, sino por toda la temporada del Filial de la Franja. Terminaba una temporada de adaptación para un equipo nutrido de juveniles que se codeó con los gallitos de la región. El segundo curso de la “Era Cembranos” acabó con el Rayo B ocupando la 7ª posición en la tabla con 59 puntos, igualando con el Trival Valderas con el que se tenía el golaveraje perdido, quedando finalmente a 12 puntos del playoff y 20 por encima del descenso a Preferente. Llegan vacaciones más que merecidas, y si se hacen las cosas bien en los despachos, el año que viene más y mejor.

FICHA TÉCNICA

Rayo Vallecano B: Dani Merino (p.), Luis Aguado, Migallón (Kike Hermoso m.77), Meseguer (Igor m.72), Pascual, Manu Navarro (Alberto m.63), Javi Rubio, Ángel Algobia, Cano, Kalvin y Carrasco (cap.).

No utilizados: Josete (p.s.), Félix Ledesma, Álvaro Juan y “Killer” Bercedo. Entrenador: Luis Cembranos.

Getafe CF B: Ismael (p.), Alberto, Fran Álvarez, Miguel Ángel (cap.), Alba, Poulolo, Acosta (Kevin m.78), Borja Martínez, Rivero (Galo m.70), Miranda y Vargas (Ángel m.64).

No utilizados: Valero (p.s.), Melgar, Tavares y Adrián Moreno. Entrenador: Diego Montoya.

Árbitro: Sr. Sánchez Moraga. Expulsó por doble amonestación a Luis Aguado en el Rayo B. Amonestó a Pascual en el Rayo B y a Miranda, Alba y Rivero en el Getafe B.

Goles: 0-1, m.3, Acosta. 0-2, m.14, Vargas. 1-2, m.42, Kalvin. 1-3, m.76, Poulolo. 2-3, m.87, Alberto en propia puerta.

Ciudad Deportiva Fundación Rayo Vallecano, unos 300 espectadores. Partido correspondiente a la 38ª jornada del Campeonato Nacional de Liga, Tercera División, grupo VII. Mañana de nubes y claros. Césped artificial en condiciones lamentables para la práctica del fútbol.

Informó Jorge Morales García. Imagen de Iván Díaz.