Análisis de la primera vuelta del Rayo B

Análisis de la primera vuelta del Rayo B

Pese a las buenas expectativas, el filial franjirrojo terminó la primera parte de la competición en puestos de descenso.

El Rayo Vallecano B llegaba a la Segunda B casi de rebote. El descenso “forzado” del Real Madrid C dejaba un hueco libre que sería finalmente adjudicado al filial rayista. La llegada a la nueva categoría suponía un reto para Mariano Madrid, que además tendría que asumir las circunstancias del equipo: la llegada de nuevos jugadores, la salida de aquellos otros que sustentaban el vestuario… A pesar de todo, la Franjita consiguió colocarse en mitad de la tabla en algunas jornadas. Pero los últimos partidos han ido minando los puntos conseguidos y actualmente los franjirrojos se encuentran en puestos de descenso, justo al comienzo de la segunda vuelta.

La primera vuelta acabó con 21 puntos, una cifra nada desdeñable. Aun así, el gran número de derrotas y empates a lo largo de las primeras jornadas acabaron con las posibilidades de quedarse en la mitad de tabla. En total, ocho derrotas subieron al marcador del Rayo Vallecano B, de las cuales cinco tuvieron lugar fuera de casa. Una de las más dolorosas sería el 2 a 0 contra el Getafe B, en la que el filial no supo reaccionar ante el dominio azulón. Muchos de los empates atesorados, la mayoría en casa, podrían haberse convertido en tres puntos, como ocurrió contra el Atlético de Madrid B, donde los franjirrojos jugaron algunos de sus mejores minutos; o ante el Sestao River, un partido en el que se perdonó demasiado a los contrincantes vascos.

Los chicos de Mariano Madrid sólo han conseguido cinco victorias. La primera llegaría frente al Bilbao Athletic, en la sexta jornada y en uno de los mejores partidos del Rayo Vallecano B. De otros vascos salvarían tres puntos, frente al Barakaldo, para después repetir victoria en casa frente al Socuéllamos. La victoria más abultada sería frente al Conquense, con un 3-5 y dos únicos goleadores: Antonio Campillo y Álex Fernández. Por último, para cerrar el 2014 con buen sabor de boca, los franjirrojos despedirían el año con tres puntos en Zubieta.

La primera alineación que Mariano Madrid decidió para el primer partido en el Salto del Caballo no dista mucho de la del último partido. Álex Campos era fijo bajo la portería desde el principio; Alberto Díaz, nuestro Chino, solo pudo disfrutar bajo los tres palos cuando Paco Jémez requirió los servicios del alcarreño. Sergio Parla no se ha perdido ni un solo partido, al igual que Álex Alonso, Toni Arranz y Javier Robles, que solo han faltado en el once inicial por lesión o por sanción (Robles ha recibido la única tarjeta roja del equipo en toda la temporada). Más arriba, Rubén Ramiro, Antonio Campillo y Álex Fernández se han ganado su puesto y se coronan como los goleadores del equipo.

La falta de definición ante la portería ha hecho que el Rayo Vallecano B quede relegado a los puestos de descenso. Partidos con muy buen juego del equipo han acabado en empates insulsos; y algún encuentro con poca calidad por parte de los franjirrojos, como el disputado contra el Socuéllamos, se llevó los tres puntos. Las rotaciones de Mariano Madrid han tenido sus buenos y malos resultados, destacando el papel de Nacho Pérez, Israel o Milla en los últimos partidos. Parece que los chicos del filial aún no han encontrado toda la efectividad de su juego y tendrán que aprovechar esta segunda vuelta para mejorar los resultados y afinar esos errores que han costado derrotas en los primeros partidos de la temporada en Segunda B.

Laura Crespo

 

Comments are closed.